Amar a una mujer es como tocar una guitarra
La debes proteger con fuerza pero aferrarla a ti con suavidad. Acariciar la al compás de los latidos de tu corazón que es la música que sale de saber que esta contigo. Susurrale las canciones cuando estés sólo con ella, pero grita cuanto la amas para que todos te escuchen. Confía en ella como tu confidente, como aquella amiga que guardara tus lágrimas y que con la melodía distintiva de su voz las transformara en sonrisas.
Recuerda que una guitarra es como una mujer, el hecho de que cualquier idiota pueda decir que tiene una, no quiere decir que sabrá como hacer relucir su verdadera belleza.

pj